31 ene. 2009

pintetes i tolons ok

Eos, la diosa, jugaba a probarse zapatos de tacon.
El noble Titono solo pasaba por ahi.

Levantando solemnemente el gintonic, Zeus concedio:
(se reiría mas tarde el cronida de la ingenuidad de su hija)
¡Titono, el bello, seria inmortal!

Eos comprendio volviendo de la luna de miel
que su marido habia empezado a envejecer eternamente

¿Tu que naces de la mañana, Eos, la de dedos de rosa,
sigues sufriendo cada noche el incesante fluir de esa voz de cigarra?

No hay comentarios:

Publicar un comentario