2 feb. 2009

la noche me confunde. y pasa de largo.

Yo he sido Homero; en breve, seré Nadie, como Ulises; en breve, seré todos: estare muerto.
"El inmortal", Jorge Luis Borges.


ayer no dormi, apenas, pero una cerveza, solo a mirar, lo prometo. el astrolabi es como el comedor del abuelo del català, y un cantautor que casi nunca encontraba el adjetivo exacto. era el cumpleaños de elena. (nombre de la mujer, si se me permite el comentario, por cuya belleza se pasaron diez años matandose en las playas de troya todos los heroes griegos, y luego, flipa, en la odisea la tratan ahi como la liaste parda escapandote con el troyano ese, pero no te preocupes y tu sigue con tu vida de reina, todos lo comprendemos... no se entiende nada ¿sera una diosa? ¿una semidiosa quiza?). el hombre de barba negra que murmura las canciones, ese con las gafas de hace muchisimos años, sí y gorro de marinero, es el nieto del català; esa forma tan pura de hacer patinar la neurona que inspita la nostra piccola famiglia. mientras me empapaba bajando por passeo de gracia algo completamente lucido en el nucleo del sueño cobijaba la secreta esperanza de que ramon siguiera despierto y me diera conversa. el mobil sonara a las 7:30, ya tiene la alarma activada. ahora la fatiga esta en el pecho, me duelen las manos.

¿porqué me resisto tanto a dejarme mecer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario