16 mar. 2009

Bouyancy Control Device

Siempre te escaparias antes de subir al barco, solo que no encuentras una excusa suficiente. Hasta te duele un poco la oreja, un dolor real y pulsatil que no es mas que el espiritu del miedo, haciendo de las suyas. Miedo a la presion, a la profundidad, el atavico miedo al ahogo. Es jodido eso de que nadie vaya a supervisarte el equipo ahora que ya no eres oficialmente novato, suerte de esa pareja de alemanes que me han ayudado a armar el BCD y luego me señalaban cuando veian un pez globo, o un pez flauta, o ese pez largo y plateado como una flecha con una mancha amarilla en el ojo que nos ha mirado un rato y despues se ha escondido bajo la arena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario