8 mar. 2009

¿Que tu prefieres?

Santo Domingo es una ciudad sin mapa, en coche y blackberry a dos manos. Nos mueven por lugares donde la cerveza se sirve envuelta en una servilleta y adjetivos como popular o publico se pronuncian siempre en cursiva, nos abren las puertas de la casita de la playa que es una maravillosa mezcla de naturaleza virgen y buen gusto. No lo dice, pero se que a Alessandro le molesta un poco ver como la miseria pasa de largo al otro lado del cristal. Yo, la verdad, tengo la conciencia tan quemada que ya no me duele. Y por supuesto me tumbaria bajo un arbol centenario en una placita sin nombre del barrio colonial a oir historias de supervivencia imposible y a brindar con brebajes salfumanicos, pero me encanta que me conduzcan con la brisa de jason mraz mientras la piel me arde aun del sol que recien se fue.





1 comentario: